• Jose O. Sala
  • 24 April, 2020

Cada 24 de abril

Cada año, el cumpleaños de José, mi padre, era realmente un verdadero acontecimiento.

La mesa del comedor se extendía al máximo, se colocaba una adicional para poder ubicar a toda la familia. Mamá comenzaba los preparativos gastronómicos el día anterior y nosotros, dábamos vuelta a su alrededor “picando” todo aquello que se podía probar anticipadamente.

Los primeros en llegar eran el “nonno” Julio y la “nonna” Elisa. Luego, hacían lo propio algunos amigos de papá, nuestros tíos y tías… y naturalmente, nuestros primos y primas.

La mesa se tornaba en el punto central de la reunión. Grandes y chicos disfrutábamos de la reunión familiar y promediando la fiesta, escuchábamos las interpretaciones en el piano de papá y del tío Mingo.

Hoy se cumple un nuevo aniversario de su nacimiento. No importa el número. Hoy siento una gran alegría al recordar aquellas alborotadas reuniones familiares. Sé que vivimos todos juntos muy bonitos encuentros y disfrutamos de las tradiciones que conservamos a través del tiempo.

De papi podemos hablar horas describiendo su vida artística, sus éxitos en radios emisoras locales, la carrera discográfica en Columbia, Discos TK y otros sellos, sus actuaciones en Radio Belgrano y en bailes en la Provincia de Santa Fe y las vecinas.

Pero hoy prefiero recordarlo como esposo, padre y hombre de familia. Amado y respetado por todos, siempre será recordado con afecto.

Feliz cumpleaños, viejo!.. y… quizás, donde te encuentres, tengas la dicha de estar reunidos con quienes siempre estuvieron a tu lado!…

Es nuestro deseo, tus nietos Ale, Fer y Erick y sus familias… y yo, por supuesto!…

0 Comments

Leave a comment

>