• Jose O. Sala
  • junio 22, 2018

“Pugliese, Pugliese, Pugliese”

Hermano… Sabés quién era el llamado “anti-mufa”?….

Osvaldo Pugliese
(Villa Crespo, Buenos Aires, 2 de diciembre de 1905 – Buenos Aires 25 de julio de 1995)

-Saben la noticia?… Nos contrataron para actuar en Mar del Plata!… –dijo mi viejo eufórico.

Lo recuerdo como si fuera ahora mismo…
-Y me la llevo a mami, para que podamos disfrutar de unas buenas vacaciones en la playa!…

Bueno, naturalmente vinieron nuestras expresiones de admiración, “buenas ondas”, y felicitaciones, con algunas de esas alegres “pavadas” que decimos a veces, como por ejemplo:
-Que traje de baño te vas a llevar, mami?…. La “bikini”?…
-Tienen que tener cuidado con los tiburones…
-No se van a perder “toda la plata” en el Casino, no?…

Pero papá, nos cortó la inspiración y quedamos “planchados” cuando nos dijo:
-… Y vamos a compartir el escenario, nada menos que con la orquesta de Osvaldo Pugliese!…

Mayor satisfacción para todos, el hecho de estrenar “tablas” con un maestro reconocido y querido por el público, su gran orquesta y vocalistas.

Pugliese fue y será un respetado pianista, compositor, arreglador y director de orquesta. En su juventud integró el cuarteto de Enrique Pollet y posteriormente la orquesta de Roberto Firpo. En el año 1926 se acopló a la orquesta de Pedro Maffia y en 1929 pudo formar su propio conjunto tanguero.

Por su orquesta pasaron cantores de la talla de Roberto Chanel, Alberto Morán, desde 1944, Jorge Vidal, Jorge Maciel, Miguel Montero, Alfredo Belusi, Adrián Guida y Abel Córdoba.

Puedo asegurarles que los músicos de la orauesta y en especial mis padres, disfrutaron de este viaje doblemente, en primer lugar por los días que pudieron gozar al aire libre, sol y playa… y también por haber tenido la oportunidad de compartir con Osvaldo Pugliese y sus muchachos.

Ah!… Me olvidaba el detalle… Así nos enteramos de que en los círculos profesionales e íntimos, Osvaldo Pugliese se ganó el título de “anti-mufa” (quiere decir, que atrae la buena suerte). Razón por la cual muchos dicen: “Pugliese, Pugliese, Pugliese” como “hechizo” de buena fortuna.

Yo,personalmente, ante cualquier dudosa situación, repito:
-“Pugliese, dame una mano, por favor!…”
Simpático, no?…

Siempre que veo una fotografía de Osvaldo Pugliese, me acuerdo de Mar del Plata… Y cuando miro las viejas fotos de mis padres en el mar, “chapoteando” entre las olas… recuerdo aquel famoso viaje que compartieron artísticamente con el maestro Osvaldo Pugliese y su gran orquesta típica.

Me encanta “Mardel” y la Costa Atlántica y –desde aquí- no puedo dejar de suspirar cuando pienso en aquellos viajes que realizamos en el pasado…

Hasta la próxima, amigos!…

José Osvaldo “Cacho” Sala
Davie, FL – Junio 3, 2018.

0 Comments

Leave a comment

>